Los Ácaros y tu Mascota
 

Los ácaros son larvas que se encuentran en céspedes, jardines y campos. En el momento del paso al perro, éstos se fijan en su piel y se alimentan de su sangre. Su zona de implantación se sitúa entre los dedos, sobre las orejas, los testículos, el interior de los muslos y por todas partes donde haya piel fina, que les facilita su succión. Una vez alimentados, los ácaros cogen un color naranja vivo y se desprenden de las animales. Su presencia provoca importantes picores y la aparición de costras debidas a las rascadas frenéticas del perro.
Hay varias especies de ácaros que pueden causar diversos tipos de afecciones de la piel - o dermatosis -  de perros y gatos de mayor o menor gravedad. Pasan toda su vida sobre el hospedador, es decir, no tienen fases de desarrollo fuera del hospedador.
Los ácaros como Demodex spp (en perros y gatos), Otodectes cynotis (en gatos, ocasionalmente en perros) o Pneumonyssoides caninum (en perros) se dan en todo el mundo. Son diminutos: no superan 0,5 mm de tamaño, las hembras son mayores que los machos.
Son todos muy contagiosos pero sólo se transmiten por contacto de un animal a otro (típicamente de la madre a los cachorros).
Se recomienda consultar a un veterinario tan pronto como se observen los primeros síntomas. Algunos tipos de infestación por ácaros pueden transmitirse a otros animales de compañía e incluso, en algunos casos, a las personas, las cuales pueden llegar a presentar síntomas.
Hoy en día, hay fundamentalmente tres clases de productos químicos con antiparasitarios sintéticos contra los ácaros:
Spot-ons/Pipetas
Un spot-on es un concentrado líquido de un antiparasitario listo para el uso (no hay que diluirlo) y para la administración tópica (es decir sobre la piel). Comercialmente se les denomina a menudo pipetas, a veces tubos o ampollas.
Tabletas
Tabletas, comprimidos, cápsulas, grageas, granulados, polvos y similares son clásicos modos de formular los medicamentos humanos y veterinarios para la administración oral, y también de algunos antiparasitarios externos, sobre todo para perros, gatos y otras mascotas.
La comodidad o facilidad de la administración de tabletas a perros y gatos depende mucho de cada dueño y del animal concreto. Suele ser más latosa con gatos y por este motivo para ellos también hay granulados, polvos, geles, suspensiones, etc. para mezclar con la comida o la bebida. En perros suele ser menos problemático administrarles las tabletas.
Inyectables
Los inyectables constituyen uno de los modos de administración de antiparasitarios más frecuentes en la ganadería, mucho menos en las mascotas.
Champús, Jabones, Baños, Sprays, Aerosoles, etc.
Los champús, jabones, lociones, sprays, aerosoles, etc. con insecticidas pulguicidas y garrapaticidas para perros y gatos constituyen una categoría variopinta de productos, de muy diversa calidad y eficacia.
Los baños antiparasitarios para perros y gatos son concentrados líquidos o sólidos que hay que diluir en agua antes del uso. Después se aplican a las mascotas de diferentes maneras (inmersión, con una esponja, etc.).
 

 


parasitosdelganado.net - enfermedades.perrosmania.com - petuky.com 

Lunisha Mascotas  |  lunishamascotas@hotmail.es