Comportamiento de las Cobayas

 

Las cobayas en su hábitat siempre han sido presa fácil y siguen conservando ese instinto. Se mueven con rapidez y son escurridizas, no te extrañe que los primeros días de su llegada no la veas comer, beber, o moverse de un rincón... probablemente lo haga cuando no sea observada o se sienta más segura, por ejemplo en la oscuridad.

En cualquier caso, si observas que esto se prolonga demasiado, no dejes de consultar con tu veterinario.

El cambio del criadero a la tienda y de la tienda a la casa es muy estresante, pero podemos ayudar a la cobaya a superarlo siguiendo una serie de hábitos en los que el ingrediente más importante es la paciencia. Cada cobaya es diferente y tienen su personalidad, más ariscas o más sociables, pero todas merecen que se intente mejorar su adaptación a nosotros.

Debemos tener una rutina diaria, dentro de lo posible tener unos horarios fijos para darle su comida y sacarle a pasear y hacer ejercicio, ya que esto le ayudará a sentirse segura y en un entorno predecible.

A menudo nos deben ver, oler, escuchar y deben identificarnos como algo positivo. Esto se consigue a través de los premios y el refuerzo (cosas positivas para ella), como la comida y las caricias, cosa que además aumentará el vínculo con tu mascota. No dejes pasar la oportunidad de hablarle o meter tu mano en la jaula para acariciarle siempre que puedas o mientras le pones su plato de comida.

Son animales sociables, por lo que les gusta estar acompañados, pero no te preocupes, una cobaya sola es igualmente feliz y puede vivir sin ningún problema si se le cuida convenientemente. No obstante, si vas a adquirir más de una cobaya, mejor que sean del mismo sexo, para evitar la cría incontrolada y el desgaste del animal de forma innecesaria.

Si aun así quieres tener una pareja de distinto sexo, infórmate bien sobre la crianza, es un tema muy importante que trataremos en otro artículo.

Las cobayas se comunican y poseen una gran variedad de sonidos, son animales con voz, por lo que silban y ronronean entusiásticamente a su amo. Tienen sonidos específicos cuando están contentos y optimistas, cuando están molestos, cuando marcan su territorio y cuando están desesperadamente hambrientos.

Un comportamiento característico de las cobayas, sobre todo de los bebes, es el llamado "popcorninq", que consiste en dar saltos y carreras descontroladas.

Lo hacen como muestra de alegría y para descargar su euforia y energía. Es algo totalmente normal e indica que tu cobaya es feliz en ese momento, pero no te preocupes si no lo hace, cada cobaya lo demuestra a su manera

 

 

Lunisha Mascotas  |  lunishamascotas@hotmail.es