Alimento de Cachorro Recién Nacido


Inmediatamente después del parto la madre produce un tipo especial de leche llamada CALOSTRO. Durante las primeras 24 horas después del nacimiento el calostre aporta inmunoglobulinas intactas que protegen a los cachorros de perro y de gato de algunas enfermedades infecciosas.
 
Normalmente las gatas y las perras dan a sus cachorros: calor estímulos para defecar y orinar inmunidad pasiva nutrición atención materna y seguridad. Si hemos de tener cuidado de un animal huérfano; ya sea como consecuencia de la muerte de la madre la producción de una cantidad inadecuada de leche o que ésta sea de mala calidad o por problemas de no aceptación de los cachorros,
habrá que atender bien las necesidades básicas del animal.

 

Condiciones Ambientales:
Los animales huérfanos deben tener un ambiente limpio cálido y sin corrientes de aire.
Temperatura adecuada de la habitación para cachorros de perro y de gato huérfanos.
 Hasta la primera semana entre 29,5 y 32,2 ºC. Desde la segunda hasta la cuarta semana entre 26,7 y 29,5 ºC. Desde la quinta hasta la sexta semana entre 21,1 y 23,9 ºC. Apartir de la sexta semana en 21,1 ºC.
Una humedad relativa de aproximadamente un 50% resulta eficaz para prevenir la deshidratación y para mantener la humedad en los conductos nasales y el sistema respiratorio de los cachorros.
 ¿Qué hay que darles para comer?
Actualmente hay muchos substitutos comerciales de la leche canina y felina. Contrariamente a lo que mucha gente cree la leche de vaca no es un alimento equilibrado para un cachorro; tiene menos cantidad de energia grasos calcio y fósforo que la leche de perra o de gata.
Por esta razón los perros alimentados con leche de vaca no modificada pueden sufrir diarreas graves.
 ¿Qué volumen de leche es necesaria dar a un cachorro huérfano?
Durante las dos primeras semanas de vida ha de darse entre 13 y 17 ml por cada 100grs. de peso al día. Esta cantidad se ha de incrementar a 20-22ml por 100grs de peso corporal durante la tercera y cuarta semana. Esta cantidad debe fraccionarse en cuatro o cinco veces al día. 


 Por ejemplo :
 Un cachorro de 10 días de nacido con 200 gr de peso debe recibir 15ml/100gr de alimento es decir 30 ml en el día. Esto distribuido en 5 comidas al día resulta en raciones de 6ml por comida.
 

 Un cachorro de 20 días de nacido con 300 gr de peso debe recibir 20ml/100gr de alimento es decir 60 ml en el día. Esto distribuido en 5 comidas al día resulta en raciones de 12ml por comida.
 

 Ha de prepararse alimento fresco cada día y calentarlo a 37,8ºC antes de darlo.
Si alimentamos con biberón a los cachorros de gato y de perro hay que mantener a los animales en una posición vertical con la cabeza ligeramente inclinada hacia delante y hacia arriba. El biberón ha de aguantarse de manera que el cachorro no ingiera aire.
 Después de cada comida y varias veces al día se ha hacer un ligero masaje con un trapo húmedo en el área anal y genital del recién nacido. Esto simula los lametones de la madre y estimula la defecación y la micción. La limpieza y alimentación de los huérfanos ha de hacerse a intérvalos regulares.
 Hay que pesar los cachorros regularmente: una vez al día durante la primera semana y después dos o tres veces a la semana.
 Podemos comenzar a dar alimento semisólido a partir de las tres o cuatro semanas. Se puede preparar una papilla con leche para cachorro o agua y alimento seco para perros.
 A partir de las cinco o seis semanas el cachorro ya puede consumir alimento seco preparado para perros y gatos jóvenes (pienso).
 

Lunisha Mascotas  |  lunishamascotas@hotmail.es